QUIENES SOMOS

El inicio de estos Programas de Turismo Idiomático se remonta al año 1993, momento en el que comencé a desempeñar funciones académicas en una escuela de inglés como lengua extranjera del Gran Buenos Aires. La planificación y ejecución de un programa que combine el estudio de una lengua con actividades culturales en los países más importantes de Europa a los 21 años de edad, estando a cargo de un grupo de estudiantes menores de 18 y sin experiencia previa en el exterior parecía ser un plan demasiado pretencioso, no obstante, ese primer viaje del `93 fue todo un éxito que marcó un antes y un después en mi trayectoria profesional.

Mi pasión por el idioma y la cultura de todos los países de habla inglesa – nutrida y construida a lo largo de dos carreras de grado, trece años de docencia, un doctorado y varios proyectos de investigación en la Universidad del Salvador – sumada a la posibilidad de estar inserta en un medio en el que conviven diversas etnias, tradiciones, costumbres y credos – despertó en mi una pujante apreciación y respeto por el multiculturalismo que caracteriza las ciudades más cosmopolitas del mundo en la actualidad.

El convenio firmado con una de las escuelas de enseñanza de inglés para extranjeros más prestigiosas de Londres dio lugar a posteriores acuerdos con instituciones educativas dentro del Reino Unido en Brighton, Cambridge, Plymouth, Sussex, Edimburgo y muchas otras ciudades. A fines de los ´90, el número de integrantes que conformaban mis grupos de viajes de estudio al exterior comenzó a crecer. Escuelas secundarias e institutos de enseñanza de idioma inglés comenzaban a convocarme para brindar a sus comunidades reuniones informativas en las cuales se pudiera conocer la esencia de estos programas culturales. Mi labor docente en las carreras de Traducción, Interpretación, Licenciatura en Lengua Inglesa y Profesorado de Inglés tanto a nivel terciario como universitario también contribuyeron a la expansión de mis programas y fueron dando a mi propuesta un carácter institucional que debía encontrarse enmarcado dentro de los parámetros de calidad establecidos por entes reguladores que avalaran la actividad. Para tal fin, mis Programas de Turismo Idiomático aplicaron a la membresía de Quality English, English UK, IALC y ICEF